jueves, 28 de enero de 2016

Preocupantes conclusiones del informe "Conducción y Drogas"

La Fundación Mapfre y la Fundación de Ayuda para la Drogadicción (FAD) acaba de publicar su informe titulado “Conducción y Drogas” que tiene como objeto el estudio de la relación entre los factores de la conducción al volante y el consumo de drogas. Han sido muchos los datos estadísticos que este informe ha brindado pero quizás el más llamativo es que un 60% de los jóvenes declara haberse subido en alguna ocasión en un coche en el que el conductor había bebido, un dato que deja claro el enorme factor de riesgo que supone este hecho y la enorme normalización que hay entre los más jóvenes con el consumo de drogas y el hecho de ponerse al volante. No extraña pues la cantidad de accidentes mortales tras los cuales están muy presentes las drogas, y que afectan principalmente a este colectivo de conductores más jóvenes.
Otro dato que viene a confirmar este enorme problema que tenemos con la normalización del consumo y la conducción es el hecho de que el 17% de los jóvenes declaran no sólo que han conducido tras haber bebido, sino que lo ven normal, lo que implica que no se percibe este hecho como un factor de riesgo importante.
Son datos sin duda preocupantes que vienen a constatar la importancia de seguir haciendo campañas preventivas sobre el riesgo de la conducción con el consumo de drogas de por medio.

Fuente: CETPAG
LEER MÁS...

lunes, 25 de enero de 2016

Prevención de drogas en los jóvenes


Si bien existe evidencia de que las conductas adictivas no son un fenómeno exclusivo de nuestro tiempo, sin embargo, su incidencia y prevalencia actual han alcanzado valores significativos, de modo especial entre la población joven. Asimismo, junto a las adiciones químicas han surgido nuevas conductas adictivas, las adicciones comportamentales, muchas de ellas ligadas a las nuevas tecnologías.

Si nos centramos exclusivamente en las drogas, los datos de monitoreo epidemiológico ofrecidos por diferentes organismos y agencias, nacionales e internacionales, señalan que junto con su incidencia preocupa la edad cada vez más temprana a la que se inicia el consumo de determinadas sustancias, factor que incrementa el riesgo de desarrollar una conducta adictiva en el futuro.

Las drogas tienen la capacidad de alterar el funcionamiento cerebral y su uso continuado puede derivar en una adicción, acarreando con ello otros problemas graves que ponen en compromiso la salud física, psicológica y social de la persona que las consume, y su entorno relacional significativo. Ante esta situación se hacen necesarias actuaciones preventivas, bien actuando antes de que aparezca el consumo o bien cuando este ya se ha iniciado.

PREVENCIÓN

Son muchas las actuaciones que se engloban bajo el paraguas de la prevención, sin embargo, son pocas las que se realizan basándose en la evidencia científica. Dar un consejo sobre salud y esperar que la gente se comporte saludablemente es una utopía. Desde una perspectiva preventiva sabemos que la información es una condición necesaria pero no suficiente para que se produzca el cambio de conducta. Es por ello, que para que la prevención tenga lugar además de una buena información se hace necesario, entre otros:

1. Un sentimiento de vulnerabilidad percibida: la persona ha de asumir que si consume sustancias adictivas estas pueden acarrearle serios problemas de salud.

2. Intención de conducta: lo que implica motivación para cambiar la conducta a corto plazo.

3. Habilidad: conocer los recursos y disponer de las habilidades y estrategias necesarias para afrontar la situación de cambio.

4. Reforzamiento de la conducta: una vez implementada la conducta preventiva ha de ser reforzada para que se mantenga en el tiempo.

5. Mantenimiento del cambio y prevención de las recaídas: una de las características que definen a las adicciones es el alto índice de recaídas. Es por tanto, imprescindible que una vez logrado el objetivo preventivo, los esfuerzos se direccionen a mantener el cambio y a adoptar una visión proactiva frente a las posibles recaídas.

EVIDENCIA CIENTÍFICA

El diseño e implementación de programas y acciones preventivas necesariamente deben estar fundamentados científicamente. En este sentido existe evidencia científica que documenta que:

1. Las acciones preventivas basadas únicamente en la información tienen nulo efecto y, en ocasiones, éste se ha tornado contrapreventivo.

2. Los modelos multicomponente o de entrenamiento habilidades generales, tales como el Life Skills Training (LST) –Entrenamiento de Habilidades para la Vida-, se han mostrado eficaces en la prevención de conductas adictivas en jóvenes y adolescentes.

3. La colaboración entre padres/madres y profesorado ha demostrado ser efectiva en lamejora del comportamiento de los educandos, y en particular en la prevención del consumo de drogas. Es por ello que familia y escuela constituyen dos ejes fundamentales del proceso educativo que necesariamente han de complementarse, más allá de lo que se está haciendo.

4. Los adolescentes que están próximos a sus padres/madres tienen menos probabilidad de involucrarse en conductas de riesgo. Por lo que se hace fundamental compartir tiempos, participar de forma conjunta en la toma de decisiones, conocer e implicarse en sus tareas y objetivos, conocer a sus amigos/as…

5. Si somos capaces de prevenir el consumo de alcohol y tabaco el consumo de cannabis será poco probable. Y si conseguimos hacer prevención de éstas, la probabilidad de consumir otras sustancias es prácticamente nula.

Fuente: La Región
LEER MÁS...

viernes, 22 de enero de 2016

Encuesta Global sobre Drogas

La Encuesta Global sobre Drogas es una iniciativa del psiquiatra londinense Adam Winstock y que, el año pasado, logró que más de 100.000 personas de más de 50 países aportaran sus experiencias con las drogas, desde el alcohol hasta las nuevas drogas sintéticas.
El año pasado, la Encuesta recibió respuestas de Estados Unidos y Latinoamérica, Oceanía y Europa y contó con la colaboración de un numeroso grupo de medios de comunicación y expertos de diferentes países. Lo más importante es que más de 100.000 personas aportaron información sobre su consumo de drogas y dieron su opinión sobre aspectos tan importantes como la calidad de las sustancias que consumen, la facilidad o dificultad con que las adquieren o sobre qué tienen en cuenta para hacer un consumo con el menor riesgo posible.
Uno de los principales objetivos de este año es poder realizar análisis de tendencias comparando los resultados con los obtenidos en años anteriores. Junto con las experiencias de los participantes en el consumo de alcohol, cannabis, cocaína o anfetaminas (las más consumidas por la población), la encuesta también busca conocer mejor cuántas personas compran drogas a través de Internet y cuáles son las drogas más compradas en los llamados criptomercados.

Los datos obtenidos también permitirán hacer comparaciones entre países y será posible identificar cuáles son aquellos donde es más peligroso comprar drogas o dónde se venden a un menor o mayor precio. La Encuesta también busca conocer las experiencias con los cigarrillos electrónicos y, de manera especial, si son usados con éxito para dejar de fumar.

La Encuesta —totalmente anónima— no sólo se centra en las drogas llamadas ilegales. También se pregunta por el consumo de medicamentos como los tranquilizantes o antidepresivos, o por las bebidas energéticas, especialmente mezcladas con otras sustancias. En total, se hace un barrido por más de 140 sustancias diferentes, unas más habituales y otras menos. Pero todas incluidas en el creciente menú de drogas disponible en la actualidad.

En España, junto a Público, la Encuesta cuenta con la colaboración del proyecto Energy Control de la Asociación Bienestar y Desarrollo.


Acceso a la encuesta aquí:


Fuente: Público
LEER MÁS...

jueves, 21 de enero de 2016

¿Qué hay en las drogas? La cocaína es la sustancia más adulterada en España

"Ten cerebro. Pasa de la coca", es un anuncio de 2004 de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción. Diez años después, según el "Informe Europeo sobre Drogas", España es el país donde más cocaína se consume de Europa. De hecho, un 10,3 % de la población española admite haber ingerido cocaína al menos una vez en la vida.
Tanto "si pasa de la coca" como si no lo hace, lo que es cierto es que la cocaína es la droga más adulterada de las que circulan en el mercado negro español. Al menos eso se desprende de los cerca de 3.000 análisis que la organización sin ánimo de lucro Energy Control ha realizado durante el año pasado y cuyos resultados ha compartido con El Confidencial.
Los resultados de los análisis muestran que la cocaína es la sustancia que más adulterantes presenta. De hecho, en el 77,8 % de las muestras analizadas presentaba sustancias externas. La cocaína es la única sustancia activa sólo en el 14,4 % de los casos analizados.

Ante esta tesitura, Energy Control, evita negar el consumo y promueve que se haga de forma responsable. Para ello, asesora y forma sobre drogas con "el fin de disminuir los riesgos de su consumo". Además, cuenta con un laboratorio para analizar las drogas que las personas llevan de forma voluntaria. De esta forma, un consumidor recreativo puede comprobar la pureza de la droga que ingiere y decidir si la toma o no.

Los datos de Energy Control muestran también que la pureza de la cocaína se ha mantenido en unos niveles similares durante los últimos años. Por su parte, las cifras facilitadas a este periódico por la Dirección General de Policía indican que la pureza de la cocaína en España ha disminuido desde el 49,5 % de pureza en 2008 hasta el 40 % en 2014. Por una suerte parecida ha pasado la heroína, única otra sustancia de la que se tienen registros. Ha perdido en pureza en los últimos años, pero en un porcentaje menos elevado.

De acuerdo con los análisis de Energy Control, detrás de la cocaína la droga más adulterada es el 'speed'. Aunque Mireia Ventura, responsable del servicio de análisis de la organización, recuerda que "la adulteración de las drogas depende de muchos factores y no es estable". De hecho, como relata, en 2009 la adulteración del MDMA (éxtasis) en Europa fue "altísima, debido a una falta de abastecimiento de los precursores del éxtasis".

Los efectos de la adulteración
Pero, ¿qué pueden provocar estos adulterantes? En el caso de la cocaína, uno de los adulterantes más tóxicos que han detectado en Energy Control es el levamisol, un medicamento utilizado en veterinaria como antiparasitario. Según Ventura, este adulterante puede producir "mareos, náuseas y diarreas". Incluso, el consumo prolongado en el tiempo, "reduce el número de glóbulos blancos de la sangre, lo que facilita coger infecciones".

Uno de los adulterantes más tóxicos detectados es el levamisol, un medicamento utilizado en veterinaria como antiparasitario
Otro de los adulterantes presentes en la cocaína es la fenacetina, que, tras ser utilizado como analgésico, fue retirado del mercado español. El consumo de sustancias que contengan este adulterante puede devenir en "incontinencia o dolores de espalda", ya que afecta a los riñones.
Información frente a castigo

Por estas razones, Ventura considera que es necesario "hablar sin tapujos sobre drogas". La meta de informar que defienden, frente a penar el consumo, pretende "disminuir los riesgos al tomar este tipo de sustancias".

Una de las técnicas que participa en las campañas de información es Berta de la Vega. En éstas ha podido asesorar a multitud de personas lo que le ha permitido conocer reacciones muy diferentes. "Hay personas que a pesar de que les adviertes de que la sustancia no es pura, aun así la consumen", señala. Pero en otros casos, hay gente que "duda y pregunta qué hacer". En cualquier caso, "lo más satisfactorio" es ver cómo una persona tira una sustancia adulterada porque "no quiere consumir mierda".


Fuente: El confidencial
LEER MÁS...

domingo, 17 de enero de 2016

Los jóvenes muestran en Internet “una visión positiva” de las drogas


Los jóvenes 14 a 19 años muestran en Internet "una visión positiva sin paliativos de las drogas", según Alejandor Perales, presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC).  Además, tienen en las redes sociales el mismo interés por la cerveza que por los porros. Un estudio sobre la presencia de las drogas en sus conversaciones y menciones en las redes sociales ha encontrado que ambas sustancias se equiparan en cuanto a preocupaciones o consultas, lo que indica que los consumidores no ven grandes diferencias entre una y otra. Los datos preliminares del trabajo fueron presentados por su presidente el miércoles en el II Foro Jóvenes, Drogas y Comunicación celebrado en la Universidad Complutense de Madrid en coincidencia con el trigésimo aniversario del Plan Nacional sobre Drogas.

El estudio, que aún está siendo analizado, revisó más de 5.000 conversaciones y textos en redes sociales y sistemas de mensajería buscando qué se decían entre sí los jóvenes sobre las drogas. Aunque se acerca a la paridad, hay "una ligera mayor actividad" de chicos que de chicas, dijo Perales. Aunque el contenido de las comunicaciones de ambos sexos es similar, "exagerando las diferencias" podría considerarse que ellas tienen un comportamiento más autorreferencial (hablan de sí mismas, de cómo les sientan las drogas, de por qué las toman), y ellos tiene un mayor componente "mecánico" (dónde conseguirlas, cómo, quedar para consumirlas) o impersonales.

Aunque no es lo que más consumen, el botellón tiene una presencia importante: el alcohol destilado (los combinados) es la sustancia más mencionada. Ello coincide con la última Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (Estudes), que recoge que "el 81,9% de los estudiantes dice haber consumido alcohol en el último año".
Las segundas son la cerveza y el porro. Es un subanálisis que la encuesta del Plan Sobre Drogas no hace, pero que indica que para los jóvenes ambas sustancias tienen la misma relevancia, lo que es síntoma de que les atribuyen riesgos (o una falta de estos) parecidos. De hecho, una de las conclusiones del trabajo es que "en las redes sociales hay una infravaloración de las drogas", dijo Perales.

Pese a la igualdad en el número de menciones a cerveza y cannabis, hay diferencias cualitativas, señaló el presidente de la AUC. De la bebida se hace una mención más asociada a su experiencia "interpersonal, social" (quedar para tomarla, por ejemplo). Del porro es más "individual y reivindicativa". También hay matices por sexos. Ellos hacen más referencia a la sustancia ilegal, y ellas, a la legal. La frecuencia de mensajes sobre alcohol y porros lleva a otro tema, el policonsumo. La cocaína y las pastillas también tienen una presencia relevante.

"En Internet encuentran complicidad, prácticas cooperativas, y lo que los publicitarios llaman benefits [beneficios], como expectativas positivas, y gappers [podría traducirse por relleno de carencias], como la solución de problemas o la capacidad de evadirse". No es casualidad que sean "los mismos mensajes que se encuentran en la publicidad del alcohol", señaló Perales.

Pero no todo es positivo en los mensajes. Hay también algunos que actúan de freno –y que quizá serían un nicho a trabajar–, como son el miedo al ridículo, la actitud de los padres, la pérdida de concentración para el trabajo o el estudio y los obstáculos para el autocuidado, indicó Perales.

En cualquier caso, lo que este estudio apunta es a que los jóvenes son "impermeables a los mensajes normativos", dijo el presidente de AUC, lo que obligará a replantear la prevención en el consumo de estupefacientes.

Fuente: El País
LEER MÁS...

jueves, 14 de enero de 2016

Alimentos tan adictivos como las drogas

Un estudio de la Universidad de Michigan (EE.UU.) ha determinado cuál es la comida más adictiva, debido a que sus ingredientes generan un efecto similar al de ciertas drogas.
El artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina indica que los alimentos "altamente procesados" son los más adictivos, ya que poseen sustancias en dosis concentradas, se absorben velozmente y podrían "compartir propiedades farmacoquinéticas con las drogas duras", aunque su efecto es muchísimo menor.
El vínculo entre el grado de procesamiento de las comidas y su nivel adictivo deriva de la presencia de tres componentes: la adición de grasas saturadas, la gran carga glicémica y la presencia de carbohidratos refinados —azúcares o harinas—, ingredientes que se digieren con rapidez.
En función de todos estos análisis, los especialistas de la Universidad de Michigan aseguran que el alimento más adictivo del mundo es la pizza. El responsable de ello es el queso, que contiene caseína, una proteína que libera un opioide relacionado con la respuesta neurológica vinculada con las adicciones.
Por lo tanto, cuanto más procesado está un alimento, mayor es la respuesta adictiva del organismo. En especial, cuando contiene un gran añadido industrial de grasas ya que, al resaltar el sabor, se produce una reacción cerebral que conduce de manera directa a la adicción.

Fuente: Actualidad.rt
LEER MÁS...

lunes, 11 de enero de 2016

Derivado de éxtasis y cannabis sintético, entre nuevas drogas en Colombia

Un derivado del éxtasis y un cannabis sintético destacan entre las nuevas sustancias estupefacientes detectadas en el mercado de drogas ilegales de Colombia en los últimos dos años, informó este miércoles el gobierno, al alertar sobre su alta toxicidad.
El PMMA (para-metoximetanfetamima), un cristal similar a la metanfetamina y que se comercializa como éxtasis en forma de pastillas bajo los nombres "Carita feliz", "Playboy" y "Alien", ha sido detectada en Bogotá, Medellín (noroeste) y Bucaramanga (noreste), indicó el ministerio de Justicia en un comunicado.
"Se desconoce la proporción de éxtasis circulando en el mercado que pueda contener esta sustancia", señaló el texto.
Esta sustancia tiene en "alerta general" a las autoridades en Europa, donde ya ha provocado 99 muertes, según el Observatorio Europeo de las Drogas, citado en el comunicado.
Por otra parte, el ministerio reportó el primer cannabinoide sintético encontrado en Colombia, el AM-2201, un químico elaborado artificialmente que actúa en el sistema nervioso central mediante un mecanismo equivalente al de la marihuana.
"Esta sustancia ya ha sido detectada en más de 120 países y en comparación con el cannabis natural, es mucho más tóxico hasta el punto que su consumo reviste riesgo de muerte", precisó.
Las autoridades también hallaron en Colombia catinonas sintéticas, similares a las anfetaminas y con efectos alucinógenos, conocidas como "sales de baño" o "alimento para plantas" y comercializadas en varios países desde mediados de los 2000.
Otras sustancias que generan preocupación en Colombia son el DOC y el DOI, vendidas como LSD y en circulación en otros 26 países.
Estas drogas se transan en Colombia ilegalmente a través de las redes sociales, donde los traficantes ofrecen la opción de mandar los pedidos a domicilio, apuntó el ministerio de Justicia.
Las autoridades destaparon en 2013 que los estupefacientes se importan al país presentándolos como destapacañerías.
En los últimos años las sustancias ilícitas detectadas por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) en el mundo pasaron de 126 en 2009 a 450 en 2014, agregó el texto.
Colombia es el principal productor mundial de hoja de coca, insumo clave para la elaboración de la cocaína, y según un reciente informe de la ONU, el país produjo unas 442 toneladas de esa droga en 2014, 52% más que el año anterior.
Además, el país es productor de marihuana, heroína y drogas sintéticas.

Fuente: La Información.com
LEER MÁS...

lunes, 4 de enero de 2016

Del abismo de la droga al triatlón


"Empecé a hacer deporte para quemar los demonios que me rondaban tras años de adicciones. Si vagaba por las calles, volvería a sentir esa ansiedad. Sabía que podía volver a caer y prefería meterme en el gimnasio para evitar la tentación de entrar en un bar a beber", rememora Óscar.
Como tantos otros, este barcelonés de 42 años se hundió en el agujero del alcoholismo en la adolescencia:_"Comencé a beber a los 14 años. Pensaba que era lo que molaba. Cuando iba de camino al instituto, entraba en los bares y, en lugar de pedir un refresco, me tomaba una cerveza. Me daba igual lo que me dijeran mis padres. Dejé los estudios porque prefería la fiesta y experimentar con todo tipo de drogas", afirma.
A los 30, las huellas de los abusos se dejaban ya sentir en su cuerpo y en su alma, "estaba en la cuerda floja". Y, como tantos otros, lo perdió todo: "Me fui con una familia de gitanos a recorrer España, trabajando en el campo. Pero, como les salía más a cuenta pagarme en vino que en dinero, seguí consumiendo tóxicos hasta que un trabajador de Cáritas Cuenca me recomendó que volviera a Barcelona, donde tenía mi arraigo social, para tratar de rehacer mi vida", cuenta Óscar.

TOCAR FONDO

Pero de vuelta a casa, se encontró sin techo. "Cae la noche y no tienes donde ir. No lo buscas; simplemente te pasa", explica. Y llegó ese momento en el que, como tantos otros, tocó fondo: "Sólo me quedaban dos euros en el bolsillo y ya lo había vendido todo en las tiendas de empeño. Entonces entré en un supermercado para comprar una barra de pan y un poco de chorizo, pero me terminé llevando un cartón de vino. Entonces me di cuenta de que estaba totalmente hundido: me moría de hambre pero yo sólo pensaba en beber".
Pidió ayuda y, tras unos meses de albergue en albergue, fue admitido en el programa Llars de San Juan de Dios y se desenganchó mediante terapia ambulatoria. Poco a poco, fue mejorando y dejando atrás el consumo de sustancias tóxicas. Y comenzó "a ir al gimnasio y a nadar", recuerda.
Desde hace año y medio, Óscar forma parte del grupo de 30 ex drogodependientes que participan en el proyecto de reinserción social a través del triatlón, promovido por la empresa Sport2Live con el apoyo de la Obra Social de La Caixa. "Hace unos meses, me dieron el alta terapéutica, he encontrado trabajo y tengo una mujer a la que quiero. El deporte me ha apartado de cosas que me hacían daño; me ha cambiado la vida". Pasados los 40, ha descubierto en las carreras de larga distancia la paz mental que anhelaba desde aquella época del instituto: "Hace semanas corrí 47 kilómetros por la montaña; fue muy duro. ¡Casi termino a cuatro patas! Pero mereció la pena. La sensación que te queda después de entrenar o de competir me encanta. ¡Es muy guapa!".
Es un hombre nuevo. Feliz. Pero no olvida quién fue en el pasado: "Cuando corro, a veces, recuerdo lo que he dejado atrás. No estoy orgulloso de mí. Ni creo que sea un ejemplo para nadie y mucho menos bueno", sentencia con la voz temblorosa.
Pero lo es. Su relato es el de uno de los casos de éxito de Eduardo Torras, cofundador de Sport2Live. Al igual que Óscar, Torras también sabe lo que es tocar fondo por culpa de las adicciones. "Lo había perdido todo: mi mujer, mi empresa, mi casa... Me habían cerrado las puertas de todos los lados. Dormí dos noches en un cajero de la calle Aragón de Barcelona y, cuando desperté la segunda mañana, me dije: 'Hostia, ¿ésta es la vida que me espera?' Fui al centro de desintoxicación derrotado". Un año después de haberse rehabilitado, recibió un mensaje en el móvil: "un antiguo compañero había recaído y pensé en lo que había hecho diferente: deporte".

OCIO SALUDABLE

El deporte le aportó el orden que necesitaba en su vida y se convirtió en una alternativa de ocio saludable: "Me levantaba, trabajaba e iba a hacer deporte. Llegaba a casa tan cansado que no tenía fuerzas para más. Pero, sobre todo, me servía los fines de semana, cuando la tentación de salir de copas era más fuerte".
Animado por su propia experiencia, Torras preparó el borrador de lo que sería Sport2Live y se lo presentó a Miquel Cirera, amigo suyo desde los cinco años, y a Marcos Pascual Carles. En febrero de 2013, fundaron la empresa y, dos años más tarde, entraron en el Programa de Emprendedores Sociales de la Obra Social de La Caixa. "Esto es un sueño. Cuando me llamó Miquel y me contó que estábamos dentro del programa lloré como un niño. Con 45 años es la primera vez en mi vida que trabajo en algo que me gusta de verdad", afirma.

NUEVAS AMISTADES

Todos los usuarios de Sport2Live están "en fase de reinserción y permanecerán con nosotros hasta que reciban el alta. Este proceso tiene tres fases: desintoxicación (dos meses); aprendizaje (manejo de las emociones) y reinserción (búsqueda de trabajo, reconstrucción vital)», explica Torras. Los entrenamientos no sólo les hacen sentir mejor físicamente y marcarse retos en la vida, sino que «les ayuda a tejer una nueva y sana red de amistades, porque muchos de ellos se habían quedado sin amigos". Al igual que le sucedió a él, el deporte se convierte en una forma de entender el mundo: "El 90% ha integrado el deporte en su vida y lo ha interiorizado como alternativa de ocio saludable, como contraposición al salir de marcha, de copas... Los primeros tres meses son de puesta a punto y, a partir de ese momento, empiezan a participar en alguna competición de cinco o 10 kilómetros para comprobar las sensaciones".
¿Por qué el triatlón y no cualquier otra disciplina deportiva? "El triatlón fue el deporte con el que me inicié. No se requieren unas habilidades especiales porque todo el mundo sabe nadar, montar en bicicleta o correr, mejor o peor. Y_lo más positivo de todo es que no se cae en la monotonía porque cada día se entrena una disciplina", detalla el cofundador de Sport2Live.
La mejor recompensa a su trabajo, el agradecimiento de las familias: "Sus seres queridos están felices. Más de un padre se me ha acercado llorando en algún triatlón para darme un abrazo, diciéndome lo mucho que hemos hecho por su hijo. Pero quienes corren son ellos. Nosotros les enseñamos un camino, pero son ellos los que tienen que recorrerlo. Lo complicado es no salirse de él", asevera.
Cuca lleva poco en la senda de Sport2Live, pero ya le ha cambiado la cara, "me dicen que estoy estupenda, que soy otra y eso me anima a seguir hacia adelante", cuenta. Nacida en 1975 en el seno de una familia acomodada de Barcelona, se enganchó al fentanilo, un derivado de la morfina, por problemas de salud. "Tenía la presión arterial alta. Todo era de origen psicosomático pero me producía unos terribles dolores de cabeza. No había nada que me calmara. Empezaron a administrarme morfina. Pero, al salir del hospital, no podía tomarla y me prescribieron fentanilo inhalado. Me enganché al segundo", recuerda.
Ingresada en varias ocasiones en la Unidad de Desintoxicación de San Pablo, Cuca se unió hace dos meses a Sport2live para "encontrar una motivación y vivir el deporte como una vía para la recuperación". Su sueño: "¡Hacer mi primer triatlón en 2016!".
Un sueño que ya ha podido cumplir Xavier al participar, hace unos meses, en «la categoría super-sprint del Garmin de Barcelona». A sus 46 años, este diseñador gráfico ha dejado atrás una larga historia de adicciones que arrancó en sus años adolescentes, fruto de un carácter inseguro e introvertido: "Mis hábitos eran muy diferentes a los que tengo ahora. Todo esto me ha cambiado. Por convicción y porque he encontrado el camino para hacerlo en_Sport2Live", cuenta. También por exigencia médica, porque "tuve dos infartos a los 42 y a los 43 años".
Después de un año entrenando con Sport2Live, Xavier confiesa haberse «enganchado» al triatlón. Prepararse para competir en una disciplina que combina tres deportes le aporta una visión más global para afrontar esas situaciones complejas de la vida que antes prefería ignorar. "Intento aplicar la disciplina y la constancia que empleo en este deporte a esos momentos embarazosos y me funciona. Desde que hago triatlón, soy un poco más valiente y resistente", asegura.
Cambiar los hábitos es sencillo, pero se necesita una motivación para mantenerlos. "Es como cuando te sometes a un régimen de adelgazamiento. Sport2Live ha sido para mí ese empujón que esperas cuando te quedas encallado".

Fuente: El Mundo
LEER MÁS...