lunes, 29 de febrero de 2016

Los daños cerebrales más frecuentes y peligrosos causados por las drogas

Escuchamos todo el tiempo que las drogas son malas, pero no todos sabríamos explicar por qué. Para prevenir hay que informar al detalle de los efectos nocivos de las drogas.
Dña. Georgina Vinyes Junqué, miembro de Saluspot y especialista en neuropsicología clínica y neurociencias, indica en esta infografía cómo ponemos en riesgo nuestro cerebro por consumir tabaco, alcohol, opiáceos, alucinógenos, marihuana, cocaína, MDMA y éxtasis.
Las drogas alteran el funcionamiento químico del cerebro dándole mucha más dopamina de la que se produce en un proceso placentero habitual.

  • Tabaco (nicotina): el humo atasca las arterias, dificultando la circulación sanguínea y aumentando el riesgo de infarto y de cáncer.
  • Alcohol: el abuso destruye de forma irreversible las áreas de la memoria (hipocampo), el cerebelo (controla la coordinación) y la corteza cerebral.
  • Marihuana: puede afectar a la concentración y a la memoria a corto plazo y aumentar el riesgo de trastorno psicótico en alguien que ya tenga la tendencia.
  • Cocaína: inunda el cerebro de dopamina, acelera el corazón, incrementa el riesgo de infarto y puede causar ansiedad y paranoia.
  • MDMA y éxtasis: la serotonina nos hace sentir felices, confiados y sociables, pero en su ausencia lleva a la depresión y la ansiedad.
  • Opiáceos: crean adicción y dependencia, problemas derivados de la inyección (heroína) y las sobredosis relajan tanto que apagan los pulmones y el corazón.​
  • Alucinógenos (LSD y psicobiscina): distorsionan la percepción, los efectos son impredecibles y duran hasta 12 horas, pueden llevar a la psicosisy a conductas arriesgadas.
LEER MÁS...

jueves, 25 de febrero de 2016

13ª edición Taller de Cánnabis: La prevención, su diagnóstico y el tratamiento. On-line


De abril a mayo de 2016 va a tener lugar la 13ª edición del ‘Taller de Cánnabis: La prevención, su diagnóstico y el tratamiento. On-line’. 
Organizan: la Asociación Española de Estudios en Drogodependencias (AESED) y la Fundación Universidad-Empresa de la Universidad de Valencia (ADEIT).
Este Taller está financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas de España.

En este enlace se puede acceder a toda la información:
http://av.adeituv.es/av/info/index.php?codigo=cannabis_01
LEER MÁS...

lunes, 22 de febrero de 2016

El deporte: factor de protección en el trabajo de prevención en adicciones

El deporte ha acompañado al hombre desde la antigüedad y a lo largo del tiempo han surgido muchos tipos diferentes de deportes, tales como deportes individuales, deportes colectivos, deportes extraoficialmente organizados, deportes extremos y deportes sumamente organizados y de élite. Estas diferentes clases de deportes pueden tener un efecto positivo en los individuos y en las sociedades de modos diferentes. La práctica deportiva está repleta de oportunidades y de factores positivos pero no podemos olvidar ni desdeñar los riesgos máxime cuando estos tengan que ver con las drogas.
Al pensar en las drogas podemos imaginar una sociedad sin adicciones pero es algo difícil de concebir y más si no se generan profundos cambios en el clima y en el tejido social. Revisando los estudios realizados en todo el mundo, los primeros contactos con las sustancias adictivas, sean estas legales o ilegales, se producen a edades cada vez más tempranas. Los jóvenes tienen cada vez más facilidad para consumir drogas y ellos son plenamente conscientes de esto. Contrariamente tienen muchas dificultades para encontrar su lugar en la sociedad y, en la mayoría de los casos, aparece la adicción como una señal palpable de carencias personales que se acentúan cuando la sociedad en su conjunto se trasforma en escenarios de crisis recurrentes.
Es prioritario dirigir la prevención a desarrollar programas que trabajen activamente sobre la ocupación del tiempo libre, anticipándose a la situación concreta de los consumos y las adicciones. Este trabajo de prevención sobre el ocio se puede hacer escuchando atentamente la palabra de los jóvenes y generando respuestas organizadas para evitar el ocio improductivo. Además teniendo en cuenta la demanda social y la necesidad familiar, social y cultural de cada niño o joven.
La práctica deportiva es un factor preventivo de protección con un coste muy bajo a nivel presupuestario y con unos altísimo beneficios a nivel personal y social. Al mismo tiempo es, para quien lo practica, una actividad que mejora la autoestima y educa disciplinariamente poniendo límites, y mejorando el sentido de auto eficacia. La práctica de deportes es un factor de protección en relación con el consumo de drogas, en tanto involucra el hacer del tiempo libre y el ocio, promoviendo un ocio saludable y positivo. De esta manera coincidimos con Brettschnneider (1999), que examinó los estudios científicos, y las investigaciones que han demostrado que el deporte para los jóvenes puede producir:
  • Mayor autoestima;
  • Mayor capacidad para hacer frente al estrés;
  • Mayor rendimiento en los estudios;
  • Mejores relaciones con la familia.
Pero no siempre el deporte es fuente de salud y un factor positivo de ejecución y crecimiento personal y grupal. Existen evidencias también de que el deporte puede ir asociado a otros aspectos negativos de la vida. Actualmente, comprobamos que el deporte puede conducir a:
  • Violencia, cuando una persona trata premeditadamente de herir a otra.
  • Tratar de eludir el cumplimiento de las normas mediante engaño.
  • Falta de respeto para los perdedores.
  • Situaciones en las que no todo el mundo tiene la oportunidad de participar.
  • Consumir drogas bien para mejorar los resultados deportivos o bien para festejar los mismos.

Es una evidencia, a día de hoy que determinadas prácticas deportivas como el ciclismo o el atletismo están vinculadas al consumo de sustancias “dopantes” en su afán por mejorar los resultados en la competición. Pero el consumo de estas sustancias también se traslada a la práctica de deportes recreativos y se realiza con fines puramente estéticos.
Tal y como estamos exponiendo la conexión entre las drogas y el deporte no se limita a los deportes de competición. Los estudios sugieren que incluso las personas que practican deportes de tipo recreativo pueden consumir drogas de modos arriesgados tal y como indican en su estudio Crabb (2000) y Zoccolillo y colegas (1999). El consumo de sustancias dopantes con el fin de “ganar fuerza y masa muscular” se efectúa sin controles médicos y puede llegar a ser muy peligroso para la salud de los deportistas-consumidores.
Recientes estudios de hombres y mujeres jóvenes que juegan en equipos de institutos de los Estados Unidos han demostrado constantemente que es más probable que estos jugadores beban frecuentemente, que abusen de la bebida (Leichliter, 1998; Nelson y Wechsler, 2001). De la misma manera al aproximamos al área de la educación secundaria, en Francia, la República Eslovaca y los Estados Unidos estos estudios muestran un panorama análogo. Los deportistas que cursan estudios secundarios son más proclives a consumir alcohol, cannabis, heroína, cocaína y estimulantes de tipo anfetamina (ETA) que los no deportistas.
Mientras que alguno de estos estudios indican que los deportistas jóvenes masculinos están más en riesgo que los deportistas jóvenes femeninos, otros indican que es igual de probable que las jóvenes utilicen drogas de modos potencialmente nocivos (Okruhlica y colegas, 2001; Taylor, 2001; Carr y colegas, 1996; y Ewing, 1998).

Tal y como estamos exponiendo en este artículo la práctica deportiva es un factor de protección frente al consumo de drogas aunque no está exento de riesgo por el propio consumo de sustancias en la práctica deportivo o fuera de ella. Por lo tanto es prioritario realizar programas de prevención donde el deporte sea una pieza clave en el engranaje preventivo. En estos programas se trabajará de forma sistemática la práctica del deporte que favorezca que los niños y jóvenes se vinculen para divertirse. A través de una actividad que mejore la auto-estima, eduque disciplinariamente e imponga límites y mejore la actitud general frente a la vida. También se considerará al deporte como una estrategia de cambio de bajo costo presupuestario y alto beneficio personal y social.
Una práctica deportiva-preventiva que contribuya a la construcción de la identidad de los jóvenes y con potencial para neutralizar parcialmente los factores de riesgos de las sociedades modernas tales como la inmediatez, o el consumismo. Un programa de prevención en el deporte perfecto debería no solo señalar y disminuir los factores de riesgo sino también aumentar los de protección y estimular las fortalezas de cada individuo, de cada barrio y de cada comunidad.


Enrique Madrid Tortosa – Psicólogo especialista en Adicciones.
UPCCA Ayuntamiento de Mislata-Fundación AEPA

Fuente: MVPsport
LEER MÁS...

jueves, 18 de febrero de 2016

Menores y drogas

No es raro que las personas se sientan confundidas sobre el consumo de drogas y, en el caso de los menores, más todavía. La presión que ejercen los amigos o los compañeros de clase por la necesidad a esa edad de pertenencia al grupo, la curiosidad por saber qué se siente. ¿Son estimulantes, depresoras, perturbadoras…? Los calificativos pueden ser tantos como queramos, pero en muchas ocasiones no nacen de la experiencia, sino de la propia leyenda sobre los estupefacientes y sus efectos.

Las leyendas urbanas sobre las drogas son muy variadas y para combatirlas, nada mejor que una información adecuada, contrastada, que tenga en cuenta lo que conocen y la realidad, que les llegue a los menores de forma distendida, con participación directa, teniéndolos en cuenta. Escuchándolos y siempre sin juzgarlos.

Estos son los objetivos del Programa de Prevención de Drogodependencias impulsado por la Diputación de Valencia a través de los ayuntamientos. «El programa en general pretende fomentar hábitos de vida saludable», explica la monitora Soledad Martínez, que imparte los talleres.

«Trabajamos la prevención con grupos de alumnos que ya tienen información, pero les ayudamos a discernir lo que es legal y lo que no es, lo que es real y lo que no». En definitiva, se tata de separar la realidad de la leyenda.

Todo ello en una hora, para no aburrirles, con proyecciones y debates, acercándose a su entorno. La Diputación de Valencia organiza estos cursos y los ofrece a los ayuntamientos de la provincia para que los impartan en los centros educativos, asociaciones o colectivos que consideren más adecuados.

«Todos conocemos mil historias de la calle y no siempre son reales, por eso les pedimos a los alumnos que escuchen, pero también que pregunten mucho, que no se queden con ninguna duda dentro… sólo así podrán superar la presión que en ocasiones ejerce el grupo», comenta la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer. Una información clara que les ayude a separar la realidad de la leyenda que en algunos casos idealiza el consumo.

La experiencia está siendo positiva y, desde luego, necesaria. En algunos cursos, menores de 12 años han sido capaces de enumerar con el grupo hasta 35 tipos distintos de drogas, lo que demuestra la cercanía que ésta tiene con ellos.

Fuente: ABC
LEER MÁS...

lunes, 15 de febrero de 2016

Jugar al Tetris puede reducir la adicción a las drogas, el sexo, la comida o el tabaco


¿Quién no ha jugado alguna vez al Tetris o quién no ha oído hablar de el? Fue creado hace 31 años y es uno de los videojuegos más vendidos de la historia. Está disponible en 185 países, en más de 50 idiomas y se han creado versiones para más de cincuenta plataformas diferentes.

Y ahora ha saltado una noticia que podría hacer que consiguiese un logro más. Según las Universidad de Plymouth en Inglaterra y la Universidad Tecnológica de Queensland en Australia, jugar al Tetris durante apenas 3 minutos al día puede debilitar la necesidad de tomar drogas, alimentos o de realizar actividades como el sexo o dormir.

Los investigadores contaron con 31 voluntarios de edades comprendidas entre los 18 y 27 años con diferentes adicciones: alcohol, tabaco, drogas, y sexo. Durante una semana, los participantes apuntaron el grado de ansiedad que sufrían diariamente y sólo 15 de ellos jugaron todos los días al Tetris, unas 5 veces al día.

Los resultados revelaron que aquellos que habían jugado a este videojuego mostraban una reducción de la ansiedad en al menos un 15% en todas las adicciones, siendo la comida la única con un porcentaje de preocupación más leve.

Los beneficios de jugar al Tetris se mantuvieron hasta una semana después de haber terminado el experimento."Jugar a un juego visualmente interesante como el Tetris ocupa el proceso mental que soporta esa imaginación centrada en realizar alguna adicción que pueda existir" ha explicado uno de los científicos de la investigación.

Funete: La Información
LEER MÁS...

El fentanilo, el nuevo aliño de la heroína que mata por centenares en EEUU

La heroína dejó de ser hace tiempo una droga del pasado en EEUU y ahora los estadounidenses añaden a esta sustancia un nuevo y peligroso aliño, el fentanilo, un potente analgésico contra el cáncer importado de México y responsable de más de más de 700 muertes en algo más de un año.

"El fentanilo es peligroso en cantidades increíblemente pequeñas, equivalentes a granos de sal. Si se mezcla mal la heroína, las consecuencias son fatales", dijo hoy a Efe Matthew Barden, agente de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) que durante 27 años capitaneó grandes casos contra el tráfico de heroína.

Este potente opiáceo es entre 80 y 100 veces más potente que la morfina y entre 25 y 40 veces más fuerte que la heroína, según el informe de este año sobre narcóticos de la DEA.

El fentanilo, usado por toxicómanos para aumentar la potencia de la heroína, está ligado directamente a más de 700 muertes entre finales de 2013 y principios de 2015.

La heroína alcanzó en EEUU su punto álgido en la década de los setenta y ochenta, pero ahora, entre 2007 y 2013, el número de muertes por sobredosis se ha casi cuadruplicado debido, en parte, a la creciente adicción de los estadounidenses a los analgésicos contra el dolor, como OxyContin o Vicodin.

"La heroína se ha convertido en el sustituto de los analgésicos opiáceos. Unas 4 o 5 pastillas de analgésicos en el mercado negro pueden costarte 40 dólares y eso te sirve para un día. Sin embargo, el coste de una bolsa de heroína oscila entre los 10 y 20 dólares, así que es una cuestión de costes", explica Barden.

De hecho, el 45 % de las personas que utilizan heroína eran anteriormente adictos a los analgésicos derivados del opio, según estadísticas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

"Relacionamos por primera vez al fentanilo con las muertes por sobredosis de heroína hace casi diez años", cuenta Barden, ahora portavoz de la DEA y que, entre 2005 y 2007, vivió sobre el terreno la última "crisis" del fentanilo, culpable durante esos dos años de más de mil muertes en el medio oeste y la costa este de EEUU.

En aquel momento, la mayor parte del fentanilo se fabricaba en un único laboratorio clandestino en Toluca (México), clausurado por la DEA.

Ahora, los cárteles mexicanos siguen encargándose de producir el fentanilo y, además, han aprendido a producir "heroína blanca", diferente a la marrón que les caracterizaba y que les ha permitido aumentar su poder en el medio oeste y la costa este del país, zona tradicionalmente dominada por bandas colombianas.

"Nos encontramos en una situación de crisis con la heroína y, sin duda, el fentanilo es una gran preocupación", destacó Barden.

Este potente medicamento contra el cáncer puede obtenerse en las farmacias, pero normalmente los narcotraficantes lo añaden directamente a la heroína para incrementar la potencia de esta droga o lo venden directamente como fentanilo, aunque mezclado con otras sustancias para rebajar una pureza que sería mortal.

Consumido por inyección o inhalación como la heroína, el fentanilo provoca sentimientos temporales de euforia a los que pueden seguir peligrosas reducciones de la respiración o de la presión sanguínea, así como náuseas, desvanecimientos y convulsiones que pueden derivar en muertes instantáneas por sobredosis.

"Muchas de las personas que abusan de heroína con fentanilo te dirán que es la experiencia más intensa que han tenido y que su objetivo era llegar a ese punto en el que han andado hasta las puertas de la muerte y han vuelto de ella", destacó Barden, que como agente de la DEA convivió con toxicómanos.

Para introducir esta "bomba de relojería" a través de la frontera sur de EEUU, los carteles mexicanos esconden los frascos de fentanilo en los neumáticos y los tanques de gas de vehículos con el objetivo de llevar progresivamente la droga a través del territorio con paradas en almacenes clandestinos.

Las organizaciones que luchan contra la heroína reclaman más recursos contra esta epidemia, que se ha expandido desde ciudades como Nueva York a zonas rurales, como Minnesota o Vermont, donde las infraestructuras sanitarias no están preparadas para este tipo de adicciones, lo que agrava el problema.

Fuente: El Día
LEER MÁS...

jueves, 11 de febrero de 2016

El consumo de drogas o alcohol está detrás del 45% de los accidentes laborales graves

El consumo de alcohol, drogas y otras sustancias está detrás del 45% de los accidentes laborales graves que se producen en España, un porcentaje que se eleva incluso más en el caso del Principado, según los informes de la Inspección de Trabajo.
El consumo de alcohol, drogas y otras sustancias está detrás del 45% de los accidentes laborales graves que se producen en España, un porcentaje que se eleva incluso más en el caso del Principado, según los informes de la Inspección de Trabajo.
Así lo ha indicado el catedrático de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad de León, Juan José Fernández, también autor del informe ejecutivo sobre el consumo de alcohol, drogas y otras sustancias en el ámbito laboral.
Fernández, que ha presentado este informe en la sede de la Federación Asturiana de Empresarios, FADE, y ha indicado que la principal conclusión del estudio es que estamos "ante un problema que traspasa lo laboral y es de ámbito social".
"El ámbito de trabajo puede ser un ámbito para intervenir pero es importante delimitar las responsabilidades para saber que es responsabilidad del empresario y del trabajador definiendo bien cuando el consumo de alcohol y drogas pasa de ser un riesgo laboral a un riesgo social", ha dicho.
Así ha indicado que se considera que empieza a haber riesgo laboral cuando hay un sector con una incidencia más alta de esta problemática en un sector concreto, con ademán un incremento de incidencias. En este sentido ha destacado que los sectores de la construcción, el transporte y la hostelería son los de mayor incidencia.
Necesidad de intervenir
El autor del informe ha indicado que cuando se da la sospecha de que un trabajador tiene un problema de consumo debería intervenir, porque estaría ante "un riesgo". Por ello considera muy positivo el acuerdo alcanzado en Asturias para que empresas de transportes puedan hacer controles a sus trabajadores.
"No es habitual y me parece una buena noticia porque creo que esa es la fórmula de intervención que se pretende, que se alcancen acuerdos entre las partes y se puedan llevar a cabo esos controles", ha explicado Fernández, que ha asegurado que parece que se prima más la intimidad que la seguridad. "No se puede pedir responsabilidad a las empresas si al mismo tiempo no se dan medios para atajar el problema y la única forma de lograr que una persona bebida no coja un volante es un control y un test científico probado", ha añadido.
EVOLUCIÓN
En cuanto a la evolución de la incidencia del consumo de drogas y alcohol en el trabajo, Juan José Fernández, ha manifestado que en los últimos años se está dando un estancamiento y ligera bajada en el consumo de los hombres, mientras que en las mujeres se ha incrementado. "Estamos también ante un problema de género, aunque es cierto que siga afectando principalmente a los hombres", ha explicado.
Si se atiende a la edad de los afectados, Juan José Fernández ha indicado que "se trata de un problema social porque aparecen estadios consolidados de consumo habitual en personas con edades en las que aún no han accedido al mercado de trabajo, como son los 18 años".

Fuente: 20 Minutos
LEER MÁS...

lunes, 8 de febrero de 2016

El tráfico de drogas en los cuarteles, bajo jurisdicción militar

El nuevo código penal militar incluye, por primera vez, la lucha contra la venta y posesión de drogas dentro de los recintos militares, las maniobras castrenses y las operaciones internacionales de las FF.AA. El magistrado de la Sala de Lo Militar del Tribunal Supremo, Fernando Pignatelli, subraya la importancia de esta nueva herramienta penal

El nuevo texto penal castrense, que entrara en vigor el próximo 1 de enero de 2016, introduce una novedad en la lucha contra los denominados “delitos militares”. El tráfico de drogas en el que está incluido la venta, posesión y consumo, pasa a ser un delito que investiga la jurisdicción castrense. Un nuevo delito que incrementa las penas hasta siete meses más que si lo hiciera un civil en la calle.
Por eso, un militar sentenciado por tráfico de drogas en el cuartel pasara en la cárcel 3 años y 7 meses, cuando le apliquen la pena máxima. De todos modos, siempre tendrá un quinto de pena más que un “camello” de barrio.
Los jueces militares reconocen que era la herramienta que faltaba porque las cosas en los cuarteles han cambiado mucho desde 1985, el año en el entraba en vigor el anterior código penal castrense, texto que no incluía este tipo de delitos.
Desde la justicia militar, el magistrado Fernando Pignatelli, reconoce, en declaraciones a la SER, que se ha dado respuesta a una realidad social: que la droga está también en los recintos militares.

Fuente: Cadena Ser
LEER MÁS...

jueves, 4 de febrero de 2016

Detectar drogas con el móvil ya es posible

Detectar droga es algo muy útil para las fuerzas policiales, sanitarios, o a la hora de realizar pruebas anti-dopaje o anti-drogas en el mundo deportivo o en el trabajo.
Lo malo de esas pruebas es que los detectores necesarios para detectar pequeñas concentraciones son demasiado grandes y costosos, algo que supone una gran pega a la hora de realizar trabajo de campo. Por ello, entre los científicos de la Universidad de Hefei de Tecnología en China y los de la Universidad Nacional de Singapur han desarrollado una prueba para detectar drogas con el móvil, haciendo posible que estos tests sean más baratos y portables. Esta prueba tendría tres piezas clave: un mini-láser con un filtro óptico de tres dimensiones, una aplicación para dispositivos con Android, y nanopartículas detectoras que emiten fluorescencia en el papel. Esas nanopartículas contienen iones de cobre que se fijan en un papel, al colocar una sustancia en el papel esta se adhiere a los iones de cobre, y el smartphone con Android sólo tiene que emitir una luz -como el flash- y leer la luz reflejada con la aplicación.
La gracia del sistema es que la luz reflejada varía dependiendo de la sustancia impregnada en el papel, por lo que la aplicación puede obtener la composición de la sustancia. Y es capaz de dar lecturas fiables en bajas concentraciones de hasta 0.1 micrones, según el equipo de desarrollo de esta idea, que también explica que quieren detectar múltiples moléculas al mismo tiempo para crear un sistema que compruebe la calidad de los alimentos.

Fuente: El Androide Libre
LEER MÁS...

lunes, 1 de febrero de 2016

Un programa europeo refuerza la prevención escolar del consumo de drogas para alumnos de primero y segundo de ESO

El programa europeo 'Unplugged', gestionado a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, en colaboración con la Consejería de Educación, reforzará la prevención escolar del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas para alumnos de primero y segundo de la ESO en Castilla y León durante el curso 2015-2016. Este programa es el resultado de un "proyecto de colaboración e investigación" entre organizaciones de siete países europeos entre los que se encuentra Alemania, Austria, Bélgica, España, Grecia, Italia y Suecia, y ha sido financiado por la Unión Europea a través del Proyecto European Drug Addiction Prevention trial (EU-Dap), según ha informado la Junta en un comunicado recogido por Europa Press. Esta iniciativa se dirige a adolescentes de entre 12 y 14 años y tiene como objetivos "retrasar la edad de inicio, reducir los consumos y posponer la transición del consumo experimental al habitual". Además, consta de doce unidades de una hora "diseñadas para su desarrollo en el aula" por parte del profesorado. Este proyecto, al igual que los otros dos acreditados de prevención escolar en Castilla y León, 'Discover' y 'Construyendo Salud', está basado en el modelo de educación en habilidades para la vida como estrategia para contener las influencias sociales que favorecen el consumo de drogas. En concreto, se va a pilotar en la provincia de Salamanca y llegará a siete centros educativos de Educación Secundaria con una participación de 23 profesores y 750 alumnos. Esta iniciativa refuerza las intervenciones escolares a través de los programas acreditados 'Discover' y 'Construyendo salud', que acreditan "buenos resultados", como muestra la encuesta de satisfacción del curso pasado, en la que el 80 por ciento del alumnado consideraba que "les ayudó mucho o bastante a reforzar la idea de no consumir drogas", mientras que el 80,3 por ciento estaba muy o bastante satisfecho con su participación en los programas. Estos programas trabajan con el alumnado de los dos últimos cursos de Educación Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria, con una intensidad de entre ocho y doce sesiones. Desde su implantación han participado en estos dos programas "más de 315.000 alumnos de la Comunidad", con una media de 16.600 por año. Implicación del profesorado La media anual de nuevos profesores implicados voluntariamente con los programas es de 100, a los que hay que sumar otros 650 que llevan "más de un año comprometidos en su desarrollo". El profesorado es la "figura clave" para la implantación de estos programas, pues "conoce a su alumnado y pueden dar continuidad a los contenidos" trabajados a lo largo de todo el curso escolar. Por este motivo, se precisa una "formación previa específica" que aporte las "herramientas necesarias" para el desarrollo de las sesiones, que este curso escolar se ofrece "por primera vez en formato principalmente online". El consumo de drogas "depende de múltiples factores", por lo que los programas de prevención "se centran especialmente en el desarrollo de habilidades personales y sociales" para afrontar situaciones de la vida cotidiana, entre las que se encuentran "la oferta de alcohol, tabaco y otras drogas". La prevención del consumo de drogas se basa en un "modelo combinado de prevención con las familias", con el programa 'Moneo', el profesorado y su alumnado, tanto en el contexto escolar como extraescolar, con los programas '¿Te Apuntas?' y '¿Vivir el Momento?'. De este modo, se busca potenciar los "factores de protección" y actuar sobre los "factores de riesgo relacionados con el consumo problemático de drogas". Este modelo de prevención está valorado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías como un "ejemplo de puesta en práctica de las recomendaciones internacionales sobre la prevención eficaz".

Fuente: 20 Minutos
Más Información: EDEX
LEER MÁS...