jueves, 21 de abril de 2016

ENTRENAMIENTO COGNITIVO

 
El cerebro es uno de los órganos más directamente afectados por el consumo de drogas, que causan en él un daño vascular o alteraciones en los receptores y neuromoduladores que conllevan una grave repercusión en el funcionamiento cognitivo del paciente. Estas alteraciones tienen un papel esencial en la conducta social del individuo y en su funcionamiento diario, así como en la perpetuación de la adicción y en su pronóstico evolutivo. Estos daños igualmente condicionan los resultados terapéuticos y el tipo de intervención de manera definitiva.
Nuestra labor se centra en llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a favorecer un adecuado funcionamiento en actividades de la vida diaria:

  • Proporcionando una experiencia de aprendizaje positivo para todos y cada uno de los pacientes.
  • Promoviendo el aprendizaje de habilidades que favorezcan la independencia.
  • Tratando de mejorar aquellas funciones neuropsicológicas (cognitivas) que se han identificado como suficientemente alteradas y pueden obstaculizar la consecución de logros.
  • Desarrollando un sentido de competencia y confianza sobre la propia capacidad para adquirir las habilidades.
  • Promoviendo un funcionamiento cognitivo óptimo en diferentes contextos sociales.
Objetivos:
  • Optimizar el rendimiento de las habilidades cognitivas preservadas.
  • Estimular y activar las habilidades afectadas.
  • Fomentar la capacidad de trabajo autónomo y la autoestima.
  • Reforzar y estimular los hábitos de aprendizaje.
  • Aumentar la motivación e implicación del usuario en el trabajo de estimulación.
Áreas de intervención:
  1. Atención y concentración.
  2. Memoria.
  3. Funciones ejecutivas.
  4. Percepción y reconocimiento.
  5. Lenguaje.
  6. Cálculo
  7. Orientación espacial y temporal

No hay comentarios :

Publicar un comentario