lunes, 2 de mayo de 2016

La predisposición para desarrollar adicciones está condicionada por factores biológicos y ambientales

18 SEPD IM
La predisposición para desarrollar una adicción está condicionada por factores biológicos y ambientales, según han puesto de relieve los especialistas reunidos del 14 al 16 de abril en Madrid, con motivo de la celebración de las XVIII Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD); entre otras conclusiones, del encuentro se deduce, asimismo, que no todos los consumidores de drogas desarrollan adicción.
Al decir de los especialistas, hay personas que nacen con una mayor comorbilidad a la adicción, principalmente por factores biológicos y ambientales, incluyendo la vulnerabilidad genética. En este contexto, el doctor José Martínez-Raga, psiquiatra del Hospital Universitario Dr. Peset, Valencia, subrayó que “la presencia de otros trastornos psiquiátricos y, por lo tanto, la patología dual, aumenta la vulnerabilidad para desarrollar adicción a sustancias”.
En este sentido, añadió, “hasta el 90% de los pacientes que acude a consulta por un trastorno adictivo presenta o ha presentado otro trastorno mental asociado, y hasta el 75% que acude a una consulta de Salud Mental (por depresión, esquizofrenia, TDAH, trastorno bipolar, trastorno de ansiedad…) tiene o ha tenido también otro trastorno mental asociado”.
Redes de tratamiento separadas
Según Martínez-Raga, los especialistas en patología dual consideran que la creación de una red integrada de tratamiento podría mejorar el diagnóstico de esta enfermedad, ya que en la actualidad hay dos redes de tratamiento separadas. Por ello, “los pacientes que acuden a dispositivos de salud mental con frecuencia no son diagnosticados sobre su trastorno adictivo, de igual modo que los pacientes que acuden para ser tratados por su adicción no reciben con frecuencia un tratamiento global para su patología dual”.
En relación con la adicción y dependencia del alcohol, el médico del Instituto de Adicciones, doctor Pablo Vega,  señaló que, desde el punto de vista de la Medicina, “la abstinencia ha dejado de ser el objetivo prioritario en la adicción del alcohol, y el foco se centra más en el desarrollo de programas de consumo controlado”. Un aspecto que resaltó este especialista es el aumento del consumo de alcohol entre chicas adolescentes.
“Los factores genéticos”, agregó, “explicarían el 49% de la variancia en el riesgo para la dependencia del alcohol y que pueden influir sobre su velocidad de progresión, mientras que la edad de inicio podría estar más relacionada con factores ambientales”. Por sexos, las mujeres que tienen dependencia del alcohol presentan mayores tasas de ansiedad y trastornos afectivos, mientras que en el caso de los hombres suele ser por trastorno antisocial de la personalidad, trastorno de conducta y otras adicciones.
Adicción a la comida
En cuanto a la “adicción a la comida”, el psiquiatra del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, doctor Ignacio Basurte, recordó que diversos estudios confirman que la presencia de esta adicción se asocia con trastornos afectivos, estados de ánimo negativos, desregulación emocional, trastorno de la psicopatología alimentaria y baja autoestima.

La predisposición genética, dijo, podría incrementar el riesgo de desarrollo de trastorno por uso de sustancias y otros trastornos mentales como alteraciones en la alimentación. Sin embargo, recalcó, “no se han realizado estudios genéticos y de herencia familiar sobre una posible adicción a la comida”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario