lunes, 20 de junio de 2016

El consumo de alcohol de la mitad de los españoles supera el nivel " de riesgo" de la OMS

Más de la mitad (52%) de las 2.500 que participaron en España en la Encuesta Global sobre Drogas 2016 (Global Drug Suvey, GDS) y dijeron haber bebido en el último año lo hacen de manera "imprudente". El dato se obtiene contestando a un cuestionario de diez preguntas llamado Audit elaborado por la Organización Mundial de la Salud. Si el entrevistado obtiene una puntuación superior a 8, su consumo de alcohol "puede ser problemático".
La encuesta se llevó a cabo a finales del año pasado y es una de las más importantes en el mundo sobre el consumo de drogas. Más de 100.000 personas de 50 países han participado en su última edición, más de 2.500 en España.
Como muestran la mayoría de las encuestas sobre drogas, el alcohol es la sustancia que más personas consumen. Además, también es una de las que más problemas causa. Entre las personas encuestadas, la bebida más consumida tanto en casa como para salir es la cerveza aunque los destilados también ocupan una parte importante en los hábitos de bebida. Cuando se les preguntó a los encuestados por estados de ánimo o comportamientos especialmente vinculados a cada bebida, asociaron los cubatas a sentirse con mayor energía, más confianza y más sexys. Sin embargo, también los asociaban a agresividad, enfermedad, intranquilidad, tristeza y a una peor resaca.
La encuesta —que también cuenta en España con la colaboración del programa Energy Control de la Asociación Bienestar y Desarrollo— busca conocer aspectos tan diversos como los hábitos de consumo de drogas, los problemas que se han tenido con o por ellas o el uso de los nuevos mercados online. Aunque sus resultados no tienen por qué ser representativos del conjunto de la población, la información obtenida permite aproximarnos al consumo de un número importante de personas y detectar tendencias. 
Al ser una encuesta sobre drogas dirigida a quienes las consumen no es de extrañar que la práctica totalidad (94%) hubiera tomado una droga ilegal al menos una vez en su vida y que las tres cuartas partes también hubiera consumido alguna en los 30 días anteriores a la encuesta. Pero fue el alcohol la que más personas habían consumido, seguido por el cannabis, el tabaco y las bebidas energéticas. También una parte importante de las personas encuestadas dijo haber tomado MDMA, cocaína y anfetamina, las tres sustancias más consumidas especialmente en los espacios de ocio. 
Cannabis
Al contrario de lo que ocurre en otras encuestas, donde la segunda sustancia consumida por más personas es el tabaco, en la GDS 2016 este lugar lo ocupó el cannabis. De hecho, casi un 60% de las personas encuestadas había fumado en más de 100 ocasiones en los últimos 12 meses. Como es habitual en nuestro país, el porro es el método de consumo más frecuente, normalmente mezclado con tabaco.
La mayoría fuma cannabis "por placer" o para "pasarlo bien". No obstante, algo más de un 15% de los encuestados admitió que, en ocasiones, también lo consume por razones terapéuticas. Y un dato interesante: la marihuana de alta potencia (con un elevado contenido en tetrahidrocannabinol o THC, su principal principio activo) es consumida por más de la mitad de los entrevistados, mientras que sólo un 13% consume hachís. Sin embargo, casi el 80% dijo preferir la hierba normal con contenidos bajos o moderados de THC. Esto quiere decir que la aparición de marihuanas o preparados con elevadas concentraciones de este cannabinoide pueden no ser del gusto de una parte importante de las personas consumidoras.
MDMA
La MDMA (3,4-metilenedioximetanfetamina), también conocida como éxtasis, suele venderse de dos formas: como cristales sólidos o en pastilla. Entre las personas encuestadas, el 43% la había tomado alguna vez en el último año, generalmente en cristal. El precio medio que pagaban por ella dependía del formato: unos 10 euros por pastilla (comprando sólo una) o unos 45 euros el gramo de cristal. De este gramo, solían sacar unas 12 dosis y, en un día de consumo, la cantidad media que consumían era de unos 300 miligramos. Esta cantidad se encuentra en el límite superior de lo recomendado para un consumo de menor riesgo. En cuanto a las pastillas, por término medio, se tomaban 1,7 pastillas.
El mercado del éxtasis vive un resurgimiento en los últimos años tras un periodo de descrédito entre los consumidores debido a su poca calidad. El propio Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías alertó hace unos días del creciente número de personas en Europa que se acercan a esta sustancia y de la circulación de pastillas con cantidades de MDMA potencialmente tóxicas, especialmente si se toman enteras.
Cocaína, la droga más cara
La cocaína sigue siendo el estimulante favorito entre aquellas personas que tienen dinero para pagarla. El precio que pagan quienes tomaron cocaína en los 12 meses previos a la encuesta fue de 50 euros, diez menos de lo que se pagaba por ese mismo gramo hace unos años. Ahora parece que ese precio se reserva para cocaínas, supuestamente, de mayor pureza. Sea como fuere, España es uno de los países donde el precio medio fue más bajo. En el otro extremo, destacan Nueva Zelanda o Australia, con unos precios medios de 251 y 273 euros, respectivamente, por un gramo de cocaína.
Los nuevos mercados
En los últimos años hemos asistido a uno de los fenómenos más importantes ocurridos en el campo de las drogas. Se trata de la aparición de los mercados online en los que se pueden adquirir sustancias que van desde las nuevas sustancias psicoactivas o NPS (del inglés new psychoactive substances) a sustancias ilegales como marihuana, cocaína o anfetaminas, pasando por medicamentos como las benzodiacepinas.
Aunque se suele afirmar que sólo representan una pequeña fracción de todo el mercado de las drogas, están siendo objeto de una preocupación creciente, especialmente con el surgimiento de los llamados criptomercados que operan en la deep web (web profunda) aprovechando el anonimato que brindan y el difícil rastreo de las operaciones.
Aproximadamente un 15% de las personas encuestadas en GDS 2016 dijeron haber comprado drogas online. En España, un 8% dijo haberlo hecho recientemente, en el último año. De ellas, la mayoría compró drogas ilegales, pero un tercio también había comprado NPS. Tan sólo un 5,5% recurrió a los criptomercados. En estos mercados, y en términos globales, las drogas más compradas fueron la MDMA, el cannabis, el LSD y las NPS.
Este año, GDS arranca con el lanzamiento de una mini-encuesta sobre un conjunto de aspectos sobre los que existe un gran interés y necesidad de obtener información. Se tarda sólo cinco minutos en completar y puedes acceder a ella aquí.

Fuente: Publico

No hay comentarios :

Publicar un comentario