jueves, 28 de julio de 2016

Más muertes al volante relacionadas con el alcohol y las drogas: el 43,1% da positivo

El año pasado se perdieron en las carreteras españolas casi 275 vidas por la combinación de volante con alcohol y las drogas.
El 43,1% de los conductores fallecidos durante 2015 habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, según las conclusiones de la 'Memoria 2015 sobre la incidencia de alcohol, drogas y psicofármacos en accidente de tráfico' presentada este jueves por la Dirección General de Tráfico (DGT).
Este porcentaje indica que se ha producido un repunte del porcentaje de víctimas que dieron positivo en este tipo de sustancias respecto al informe de 2014, cuando el 39% de los fallecidos en accidentes de tráfico dieron positivo.
Según la investigación, la mayoría dio resultado positivo en alcohol (66,9%) y, entre estos, el 70% arrojó una tasa de alcoholemia superior a 1,2 g/l. En el caso de las drogas, el porcentaje de víctimas mortales analizadas que dio positivo en este tipo de sustancias fue del 31,64%, la mayoría de ellos en cocaína (49,4%) o cannabis (43,6%).
El 13,7% dio positivo en opiáceos y el 2,3% en anfetaminas u otras drogas similares.
Además, un 26,5% de los conductores fallecidos analizados habían consumido psicofármacos.
Según el informe del Instituto Nacional de Toxicología, el perfil más frecuente entre los conductores fallecidos que arrojaron resultados positivos en algún tipo de sustancia analizada fue el de hombres entre 25 y 55 años, que circulaba en coche y que había consumido alcohol o drogas de abuso.
Por otro lado, en el caso de los peatones, el 46,3% de los fallecidos en accidentes de tráfico dio positivo en alguna de estas sustancias y la ratio de hombres y mujeres varía a un 64,8% y un 35,2%, respectivamente.
Entre los peatones, las sustancias más frecuentes fueron el alcohol (56,63%), y psicofármacos (39,7%), seguidas de las drogas (33,7%). Además, de entre quienes dieron positivo en alcohol, el 74,5% dio una tasa superior a 1,2 g/l.
Según las conclusiones del informe, el perfil más frecuente entre los peatones fallecidos que dieron positivo en alguna de estas sustancias fue el de un hombre mayor de 50 años que había consumido alcohol o psicofármacos. Unos datos "inasumibles" El fiscal Bartolomé Vargas ha calificado estos datos de "inasumibles" y ha estimado que la sociedad debe concienciarse del efecto "demoledor" del alcohol y las drogas en la conducción y ha advertido de que además de muertes puede provocar el ingreso en prisión de los culpables.
Según el último recuento, en torno a 250 personas están presas en España por delitos relacionados con la conducción al volante. Bartolomé Vargas ha apelado seguir incidiendo en medidas educativas y sanitarias de carácter preventivo.
Para la DGT, esta cifras demuestran que hay que seguir trabajando en una mayor vigilancia aunque ha recordado que se realizan anualmente entre cinco y seis millones de controles preventivos de alcoholemia y que en el último año se han efectuado 75.000 de drogas frente a las 1.200 de 2012.
Tolerancia cero, desde la primera copa Jesús Monclús, director de Seguridad Vial de Mapfre, cree una equivocación que la gente piense que puede beber alguna copa de vino o cerveza y que no dará positivo. "Desde la primera copa hay efectos negativos en la conducción, está demostrado científicamente.
Un estudio español demuestra que la capacidad de reacción es menor desde la primera copa". Ese es el mensaje que cree Monclús que debe calar en la sociedad.
Para mejorar las estadísticas, que dicen que el 12% de los conductores conduce habiendo bebido, Monclús cree que, además de campañas de concienciación, podrían servir medidas como la obligatoriedad de instalar 'alcoholocks' en los vehículos de los condenados por conducir bajo los efectos del alcohol. "En EE UU han reducido un 15% los accidentes relacionados con las bebidas alcohólicas y eso es un efecto similar al del air bag", asegura Monclús.

Fuente: 20minutos
LEER MÁS...