jueves, 8 de junio de 2017

Los reincidentes en alcohol y drogas perderán el carné y serán evaluados por Sanidad

No hace falta que se vea envuelto en un accidente. Si da positivo en dos test de alcoholemia o drogas en un período inferior a dos años pasa a ser considerado un «adicto». El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ayer informó de que a los conductores reincidentes con dos sanciones de alcohol y drogas «les será retirado el permiso de conducir por falta de aptitudes psicofísicas y serán remitidos a la autoridad sanitaria». Los jefes provinciales de Tráfico les aplicarán la pérdida de vigencia del permiso y no tendrán que hacer los cursos de recuperación por puntos, sino rehabilitarse de su problema de dependencia de estas sustancias, tal y como adelantó LA RAZÓN en febrero pasado. Sólo entonces podrán volver a conducir.
La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), ayer informó de que el seis por ciento, aproximadamente 65.000 conductores que han acudido el último año a los cursos de recuperación total o parcial de puntos, era por alcohol o drogas. «He visto a gente que venía incluso con una botella en la mano cuando esto es un problema de salud pública, esta gente lo que en realidad necesita es desintoxicarse», dijo José Miguel Báez, presidente de CNAE. No obstante, también apuntó la convivencia de que estos conductores, una vez rehabilitados, hagan un «curso de mentalización» sobre los efectos del abuso de estas sustancias en la conducción.
La medida acordada ayer en el Comité de Seguridad Vial, dejaría fuera de la carretera a cerca de 20.000 conductores, según los últimos datos de la DGT, que no ha ocultado su preocupación por el hecho de que 17.160 conductores hayan sido sancionado dos veces en los últimos tres años y otros 1.854 en tres ocasiones en el mismo período por condicir con tasas de alcohol superiores a las permitidas. En el caso de las drogas, hay 932 ususarios con dos sanciones en los últimos tres años y otros 167 con tres. Las provincias que registran más infractores reincidentes por alcohol y drogas son Barcelona, Madrid, Sevilla, Pontevedra y Málaga.
Para llevar a cabo la medida que pretende la DGT no se necesita siquiera cambiar la legislación. El artículo 36 del Reglamento General de Conductores establece que las personas que abusen del alcohol o tengan dependencia o trastornos inducidos por esta sustancia no podrán renovar su carné.
«Pegasus» para vigilar adelantamientos a ciclistas
La DGT está especialmente concienciada con los colectivos más vulnerables, como los ciclistas. De hecho, prevé poner en marcha un plan especial de protección que incluye la vigilancia con medios aéreos y terrestres para reducir la siniestralidad. Según datos consolidados de 2015, los usuarios de bicicletas se vieron implicados en 7.186 accidentes en los que fallecieron 58 ciclistas, mientras que 652 resultaron heridos y hospitalizados. En lo que llevamos de 2017, 19 ciclistas han fallecido en las carreteras, cuatro más que en la misma fecha del año pasado. El ministro del Interior reunió ayer a la Asociación de Ciclistas Profesionales y a la Federación Española de Ciclismo para informarles de las medidas a adoptar. De momento, ya les pidió un mapa de las vías interurbanas más frecuentadas por los ciclistas con la intención de establecer una mayor vigilancia. Los helicópteros «Pegasus» se encargarán de comprobar que se respeta la distancia de seguridad de 1,5 metros para adelantamientos a usuarios de las dos ruedas y se coordinará con los agentes de Tráfico para comunicar la multa en el acto. Alfonso Triviño, portavoz de la Asociación de Ciclistas Profesionales, ayer confirmó que la DGT también está estudiando seriamente incorporar la figura del guardia civil camuflado de ciclista para sancionar a quienes no respetan la distancia obligatoria en adelatamientos, tal y como adelantó este periódico.
Reducción de velocidad
Tráfico reducirá los límites de velocidad en las vías más frecuentadas por ciclistas todos los fines de semana del año en horario de mañana.
Más controles
La DGT incrementará los controles de alcohol y drogas en entre las 7:30 y 8 de la mañana los fines de semana en aquellos carreteras convencionales que coincidan rutas ciclistas con la salida de discotecas o lugares de ocio. En concreto, se pretende aumentar en 100.000 los controles de alcohol y en 30.000 los de drogas.
Avisos a través de App
Comobity, la App gratuita de la DGT, avisará con antelación al resto de usuarios de la vía de la presencia de ciclistas en su recorrido.
Campañas
Tráfico hará una nueva campaña de concienciación antes del verano basada en testimonios reales de personas que han sufrido accidentes o de sus familiares.
Infraestructuras
Se pondrán en marcha medidas innovadoras para mejorar la seguridad de los ciclistas y aumentar la seguridad de los desplazamientos: señales inteligentes, marcas de separación de 1,5 m.
Causas penales
Los procedimientos sancionadores en materia de tráfico que acaben archivándose por la vía penal continuarán por la vía administrativa –cosa que no ocurría hasta ahora–, una demanda del colectivo ciclista.

Fuente: La Razón

No hay comentarios:

Publicar un comentario